Más que una formación, ha sido una experiencia de vida. Todo lo que imaginaba que era no es ni comparable a lo que ha sido al final. El aprendizaje en el conocimiento personal es mi impulso para todo y gracias a vosotros hoy soy un poco más sabia. Gracias por tanto.

María (2017)

Sin dudarlo aconsejo esta formación a todas las personas que quieran una formación de calidad, de profesionalidad máxima, el mayor viaje hacia el Ser con unos Maestros increíbles, para poder ejercer el mejor Coaching profesional. No puedo más que daros las Gracias por todo lo que he aprendido en esta escuela. ¡Muchas gracias!

Marian (2017)

La experiencia vivida ha sido de las más significativas de la vida. Recomiendo pasar por este curso a todo el mundo, desde el más escéptico en el ámbito espiritual hasta el más Buda, en cualquier caso el aprendizaje es increíble.

Berni (2017)

Tenía claro que necesitaba un cambio profesional, lo quería y lo deseaba. Encontrar la Escuela Inner-key fue la mejor de las causalidades que me ha pasado en la vida. Es una escuela profesional y competente, donde la docencia es extraordinaria y excelente y deberían darles la Q de calidad. Calidad experta, calidad docente y calidad humana. Donde te muestran unos conocimientos aptos para salir al mundo y desde el primer día trabajar, donde te acompañan siempre para que te capacites y no necesites hacer cursos y más cursos, donde te ayudan a imprimirte tu fortaleza y tus dones sin necesidad de hacer después cursos para ganar confianza y comenzar. Después de muchas idas y venidas buscando la formación perfecta, me decidí por esta escuela por su temario lo primero, por su cercanía después y por último, mi intuición hizo el resto. No puedo estar más contenta con mi causalidad de haber encontrado a este equipazo, donde ponen sólo para ti profesor, tutor y mentor, todos ellos altamente cualificados.

Hace tan solo 4 meses que terminé mi formación y a los dos meses ya había dejado mi trabajo anterior y a día de hoy me dedico plenamente a mi sueño. Es un camino que he de recorrer para alcanzar mi máxima meta, pero ahora lo vivo tranquila, con ilusión y con miedo pero sabiendo que quiero estar en este camino donde soy feliz. Meses después de haber terminado la formación todavía la escuela me brinda apoyo, con tutorías y puedo acceder a mi mentora con total facilidad.

Personalmente puedo decir que no fue fácil luchar contra los esquemas y programas internos que todos llevamos, ni fue fácil luchar contra mi cerebro racional, pero qué bonito acompañamiento desde la escuela sin ser juzgado nunca y permitiéndote ser con todo tu ser… Qué grandes descubrimientos he hecho y modificado que me han permitido estar hoy donde estoy y disfrutando de mi camino con sus piedras, sus rápidos y sus obstáculos, entendiendo y comprendiendo que forman parte de mi aprendizaje.

Sin duda una GRAN ESCUELA.

Julia (2017)

¡Fue una experiencia increíble! Además de prepararte en detalle, con profesionalidad y en equipo, fue un camino en el que aprendí muchísimo de mi misma y que me ayudó también a nivel personal. Fue una época de mucho esfuerzo y transición pero que visto con la perspectiva que da la distancia, me llenó y me enseño a confiar en mi intuición. Un beso equipo y gracias.

Ana María (2017)

Yo llamé a la escuela para que me dieran una información que no tenía que ver nada con el Coaching. Y algo sucedió en mí que el primer año que mi mente no quiso que lo hiciera, pero algo me decía que tenía que hacerlo y así fue, escuché mi intuición y pude con la mente. Fue la mejor decisión que he tomado a mis 65 años, ha sido una inversión en mí mismo, que ya el cambio como persona lo noto y lo notan. Gracias a los mentores y al grupo pues todo ha sido todo muy hermoso. Gracias + gracias = muchas gracias.

Antonio (2017)

Ha sido una de las experiencias que más me han aportado en mi vida. Me ha ayudado a crecer muchísimo como persona, gracias al nivel de consciencia y responsabilidad que he adquirido durante todo el curso.

Vivo más en el aquí y el ahora, lo que me hace disfrutar y valorar todo lo que me rodea. Me siento más plena que nunca, el Coaching también me ha ayudado a superar restricciones de mi vida, miedos, creencias limitantes, a perdonarme, he aprendido a quererme y valorarme más, ya que todo lo que te enseñan en la escuela lo vives en primera persona, y lo practicas con tus compañeros.

Por último, agradecer a todo el equipo que forma la escuela su gran labor. Y también a todos mis compañeros por todas las vivencias que hemos compartido. ¡Os echo mucho de menos!

Judith (2017)

Aterrizar en esta escuela ha sido todo un regalo de vida. Mónica fue la primera voz que escuché de Innerkey y al momento supe que tenía que dar prioridad a la formación como coach transpersonal y aplazar otros estudios que tenía en mente. Concentré mi atención en el coaching (compatibilizado con el trabajo) y la recompensa fue gigante. Me llevé tanto de esa formación (y la hice a distancia), que podría haber sido una coach excelente sin necesidad de nada más.

Pero claro, mi espíritu inquieto y mis ganas de crecer aún más como persona y como coach me llevaron a continuar con la maestría (esta vez presencial).

Cuando empecé la maestría, mi vida ya había dado un giro de 180 grados hacia donde yo quería (a raíz de la formación como coach transpersonal) y lo que ocurrió después en la escuela fue la guinda del pastel.

Hay cosas que no se pueden describir con palabras. Esta maestría es un máster de VIDA y si hubiera un ránking, estaría considerado un MBA.

Hacer esta maestría te da foco, alas, sabiduría, aceptación, paciencia, confianza… Te enchufa directamente a la Fuente, al AMOR. Por eso, experimentas un antes y un después tanto en tu forma de practicar el coaching como en tu forma de VIVIR.

Es lo mejor que he hecho. La mejor inversión. La formación dura unos meses pero lo que te llevas… es para SIEMPRE.

Gracias al equipazo de innerkey!! Os llevo conmigo!! Menuda lección de VIDA!!!! Pedazo regalo!!!!

Joana (2017)

He tardado en hacer la maestría. Quería experimentar antes el coaching profesional. Al final me decidí y no me arrepiento en absoluto. Es una ayuda inestimable para hacer un coaching en profundidad y sostenible. Y es magnífico para crecer como persona y como coach. Mágico y recomendable.

Teresa (2017)

A pesar de no saber exactamente lo que la Maestría me podría aportar, sentía una gran curiosidad ya que mi intuición me decía que iba a descubrir cosas sorprendentes y maravillosas, una vez más le hice caso y no me equivoqué.

Para mí “La Maestría” ha sido un viaje muy placentero, en el que la magia ha estado presente en cada momento, ayudándome a conectar con mi verdadera esencia.

Mi agradecimiento de corazón a la Escuela y a estos grandes profesionales que no sólo imparten enseñanzas, sino que te acogen, te cuidan, te respetan…..y te hacen sentir en casa.

María Teresa (2017)