Esta maestría ha sido un antes y un después en mi vida, tanto personal como profesional.

No soy capaz de describir la profundidad y lo transformadoras que son las  herramientas, lo que he disfrutado, reído y llorado haciéndolas y recibiéndolas.

Con estas herramientas, mi coaching y mi seguridad como coach han dado un giro de 180º. Ahora estoy preparada para entregarme a mis coachees al 100%

Pasas de querer tener a Ser. Esto sí que es magia.